Archivo por Temas
Inteligencia Emocional
Trabajo
Pareja
Educación de los Hijos
Habilidades Sociales
Sexualidad
Personalidad
Adicciones
Ansiedad
Depresión
Trastornos de Alimentación
Cuentos y Relatos
Biblioterapia
Arte terapia
Archivo por Fechas
2017 Septiembre
2017 Agosto
2017 Julio
2017 Junio
2017 Mayo
2017 Abril
2017 Marzo
2017 Febrero
2017 Enero

2016

2015

2014

2013

2012

2011

2010

2009

2008

2007

2006
Webs para ...
Psicólogo en Zaragoza
Psiquiatra en Zaragoza
Encontrar eventos
Reconocimientos en Zaragoza
Logopeda en Zaragoza
Psicólogo Girona

Vida Emocional
   La Frase:  Sólo hay un éxito: poder vivir como se desea.
 

Acosador laboral | 20.NOV.08 | Trabajo (Acoso laboral)




El principal problema que presenta el mobbing es como detectar al agresor ya que la imagen que proyecta hacia el exterior es bastante positiva. Generalmente no es consciente del daño psicológico que puede ejercer y no conoce el significado del término equidad.
Lo que parece que desencadena su agresividad y toda la serie de conductas de acoso es la envidia por los éxitos y los méritos de los demás, entendida esta envidia como un sentimiento de codicia, de irritación rencorosa, que se desencadena a través de la visión de felicidad y de las ventajas del otro. Muy probablemente lo que subyace en el fondo es el miedo de los hostigadores cualquier posible obstáculo que se interponga en el camino.
Marie-France Hirigoyen, en su obra "El acoso moral" nos proporciona una serie de características propias de las personalidades narcisistas que nos pueden ayudar a detectar un perseguidor u hostigador en el lugar de trabajo:

-El sujeto tiene una idea grandiosa de su propia importancia.
- Le absorben fantasías ilimitadas de éxito y de poder.
- Se considera especial y único.
- Tiene una necesidad excesiva de ser admirado.
- Piensa que se le debe todo.
- Explota al otro en sus relaciones interpersonales.
- Carece de empatía aunque pueden ser muy brillantes socialmente.
- Puede fingir que entiende los sentimientos de los demás.
- Tiene actitudes y comportamientos arrogantes.
- Los perversos narcisistas pueden presentarse como moralizadores y suelen dar lecciones de rectitud a los demás.
- Tienen una gran rigidez psicológica, obstinación, intolerancia, racionalidad fría, dificultad para
mostrar emociones positivas y desprecio al otro.
- Muestran desconfianza, un temor exagerado de la agresividad ajena, sensación de ser la víctima de la crueldad del otro, celos, suspicacia.
- Suelen hacer juicios equivocados, interpretan acontecimientos neutros como si fueran adversos.
El acosador tiene claras sus limitaciones, deficiencias y su incompetencia profesional, siendo consciente del peligro constante al que está sometido en su carrera. Es el conocimiento de su
propia realidad lo que les lleva a destrozar las carreras de otras personas.


              más información


matías  |  20.NOV.08  10:03  |   votos: 0 | 

mi compañero cumple todo esto

cristina  |  20.NOV.08  18:15  |   votos: 0 | 

Que pasa cuando en tu trabajo tienes una persona con todo lo descrito en la parte de ariba y esa persona es la que tiene el poder, que actitud debo de tomar hacia esta persona, como tratarla. de verdad es una tortura de todos los dias. yo la respeto la saludo, trato de ser muy consistente en lo que le pregunto, para que no se den malos entendidos, pero nada me ha funcionado. si alguine me puede ayudar. gracias

pluto  |  23.JUL.09  07:57  |   votos: 0 | 

Cristina, apartarte de gente así, no le sonrrias , rodeate de gente valiente e intenta que alguna autoridad sepa que clase de persona es para que la libertad se le limite.

Los psicopatas son serpientes, 100% astucia, lo que cambia de unas serpientes a otras es el tipo de creencias.

Quien está por debajo del canon de normalidad siempre está rebuelto, a la mínima muerde, ... apartate de ella si no vas a poder apartarla.


Anabel  |  20.OCT.09  15:59  |   votos: 0 | 

Me acaban de encasquetar un jefe salido de la nada (en un puesto que antes no existía y que se ha creado de la nada para adular su ego y su necesidad de sentirse jefe) y creedme, cumple todas esas características. Es un sinvivir trabajar con él. A los dos días de llegar a la empresa, ya había tenido varios encontronazos con varias personas de la empresa (de diferentes departamentos), y hoy por hoy, lleva 3 meses en la empresa y no le traga (ni le habla) nadie.
Lo que no se es cómo sigue ahí...

Por cierto, lo de la empatía es cierto. 0 patatero. Y lo del fingimiento.
Si parece una descripción de él...


J. Rubio  |  22.OCT.12  04:56  |   votos: 0 | 

Como parte de del proceso de reclutamiento y selección, será útil establecer algunos criterios de perfil del puesto que permita monitorear su comportamiento para detectar este tipo de seudolideres. Muy cierto al exterior son blancas palomitas y a sus subordinados los tratan con antipatía y mal trato.
En México la experiencia se da más en el sector público, es común este tipo de jefes, el disque código de ética lo pisotean en todo momento. En resumen se sienten dueños del país.



  Añade tu comentario ...                                                                                    

Nombre                               
¿Cuanto suman 8 + 4?