Archivo por Temas
Inteligencia Emocional
Trabajo
Pareja
Educación de los Hijos
Habilidades Sociales
Sexualidad
Personalidad
Adicciones
Ansiedad
Depresión
Trastornos de Alimentación
Cuentos y Relatos
Biblioterapia
Arte terapia
Archivo por Fechas
2017 Septiembre
2017 Agosto
2017 Julio
2017 Junio
2017 Mayo
2017 Abril
2017 Marzo
2017 Febrero
2017 Enero

2016

2015

2014

2013

2012

2011

2010

2009

2008

2007

2006
Webs para ...
Psicólogo en Zaragoza
Psiquiatra en Zaragoza
Encontrar eventos
Reconocimientos en Zaragoza
Logopeda en Zaragoza
Psicólogo Girona

Vida Emocional
   La Frase:  El exito de los que triunfan es siempre comenzar de nuevo.
 

THDA y desordenes alimentarios | 06.JUN.15 | Trastornos de Alimentación (Bulimia)




Un nuevo estudio sugiere que los niños que padecen déficit de atención e hiperactividad tienen una mayor propensión a tener un desorden alimenticio en comparación con los niños que no sufren estos padecimientos. Los descubrimientos apuntan a que el déficit de atención e hiperactividad y los desórdenes alimenticios pueden compartir un mecanismo biológico en común.

A pesar de que muchos niños con déficit de atención e hiperactividad pierden peso cuando toman su medicamento, los expertos encontraron una asociación entre el déficit de atención y la obesidad.


-
Los datos obtenidos durante la investigación también asociaron el déficit de atención con los atracones en las personas adultas.

Los expertos creen que la causa de la obesidad o sobrepeso en algunos niños con déficit de atención se debe a una conexión entre la impulsividad típica del déficit de atención e hiperactividad y una pérdida de control del consumo de comida.

Para el estudio fueron estudiados 79 niños entre los 8 y 14 años de edad.

A cada niño participante se le realizaron varios exámenes, entrevistas y reportes de los padres para diagnosticar déficit de atención e hiperactividad y desórdenes alimenticios.

Los investigadores encontraron que los niños diagnosticados con déficit de atención e hiperactividad tenían hasta 12 veces más posibilidades de tener un trastorno alimenticio que los niños sin déficit de atención. Los niños que tenían sobrepeso u obesidad y déficit de atención eran siete veces más propensos a tener atracones que los niños con obesidad o sobrepeso, sin déficit de atención.

Además, el examen de control de impulsos sugiere que la probabilidad del niño de tener atracones incrementó cuando tenían menos control de sus impulsos.

Este estudio muestra la necesidad de desarrollar nuevas estrategias de tratamiento que ayuden a los niños que tienen atracones y que padecen déficit de atención e hiperactividad, concluyeron los investigadores.




 



  Añade tu comentario ...                                                                                    

Nombre                               
¿Cuanto suman 7 + 5?